Inicio
  ¿Que es Gata?
  Infórmate
 
MEDICINA
  Definición
  Etiología
  Epidemiología
  Clasificación
  Clínica
  Diagnóstico
  Pronóstico
  Tratamiento
  Biblioteca
  Foro
  Enlaces
  Chat
  ¿Sabias que..?
  Contacto


BUSCA EN LA WEB


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pronóstico
 

La tartamudez aparece entre las edades de 2 y 7 años,  con un pico máximo  a los 5 años.  Después de los 10 años es raro que aparezca, aunque se conocen casos cuya aparición es en la adolescencia.

El comienzo puede ser repentino o  gradual, en este caso su instauración puede durar varios meses.

En edades tempranas el niño no es consciente de su disfluencia, pero conforme aumentan los problemas va adquiriendo conciencia de la dificultad que tiene para hablar.

Con el tiempo, las complicaciones aparecen, sobre todo en la esfera social, empieza a aparecer ansiedad anticipatoria cuando va a hablar, miedo, vergüenza, estrés, etc.,  posteriormente frustración y baja autoestima.

Aproximadamente el 80 por ciento de los tartamudos se recuperan. La recuperación  es más habitual en niñas que en niños y generalmente ocurre antes de los 16 años de edad. Aparte de la edad y sexo ningún factor, incluso el tratamiento, es predictivo de recuperación. Algunos estudios afirman que existe una predisposición genética en este sentido.

Los tartamudos que no se recuperan al llegar a la edad de adultos (20% del total) se convierten en tartamudos crónicos. Su tartamudez no tiene cura. En estos casos se pueden emplear tratamientos paliativos que disminuyan la severidad del problema y sus consecuencias en los planos personales, sociales y laborales.

Con el paso de los años la tartamudez tiende a hacerse más leve, incluso en tartamudos que no han seguido ningún tipo de tratamiento. Se supone que las habilidades comunicativas que se van adquiriendo con la edad influyen positivamente en este sentido.


Fernando Cuesta Momblona