Inicio
  ¿Que es Gata?
  Infórmate
 
MEDICINA
  Definición
  Etiología
  Epidemiología
  Clasificación
  Clínica
  Diagnóstico
  Pronóstico
  Tratamiento
  Biblioteca
  Foro
  Enlaces
  Chat
  ¿Sabias que..?
  Contacto


BUSCA EN LA WEB


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diagnóstico
 

Tartamudez recuperable de la tartamudez crónica:

Ya en  1938, el Dr. Bryngelson , pionero en patología del lenguaje, publicó que un número sustancial de niños con tartamudez no necesitaría la ayuda de un terapeuta,  ya que su tartamudez desaparecería espontáneamente.

La recuperación espontánea en la tartamudez ha sido foco de atención en la comunidad  científica y ha suscitado una considerable controversia entre científicos durante varias décadas, reflejando sus implicaciones teóricas y clínicas.

         ¿Cuantos niños se recuperan?
         ¿Qué tipos de tartamudez llegan a ser crónicas?
         ¿Todos los niños que comienzan a tardamudear deben ser tratados?.
         ¿Son dañinas las intervenciones innecesarias?

En vista del gran interés que tienen estas y otras dudas,  el Dr. Ehud Yairi y sus colegas de la Universidad de Illinois, los Dres. Cox de la Universidad de Chicago y otros investigadores, han intentado contestar a estas preguntas con datos fiables, realizando una investigación longitudinal que incluye a más de 150 niños  que tardamudean, así como como 60 niños fluidos. Los resultados principales, se han publicado a lo largo de varios años en el   Journal of Speech, Language, and Hearing Research (JSLHR ). Algunas de las conclusiones de este estudio son las siguientes:

-        El inicio de la tartamudez es repentino en por lo menos la mitad de los niños; es severo , incluyendo tensión, bloqueos, prolongaciones, y síntomas secundarios en un buen número de niños. Este inicio suele ocurrir coincidiendo con algún acontecimiento físico o emocional importante  (50% de todos los casos).

-        La reacciones de los padres ante los episodios de tartamudez de su hijo es cualitativa y cuantitativamente diferentes de las ocurridas en  la tartamudez fisiológica. Parece ser que la preocupación de los padres está justificada cuando sospechan que su niño ha comenzado a tartamudear.

-         Las reducciones continuas en frecuencia y la severidad del tardamudeo se dieron en los niños que evolucionaron hacia la recuperación.

-        El índice de desaparición del problema sin que se aplique ningún tipo de tratamiento es muy alto en la tartamudez temprana, oscila entre el 75-85% (Yairi y Ambrose 1992; Yairi Ambrose y Niermann 1993 y Yairi et al 1996).

-         La tendencia a llegar a ser persistente era mayor en el sexo masculino que en el femenino, que tendieron para recuperarse a edades más tempranas.

-        A los tres años, los niños muestran señales de reconocerse como tartamudos, pero la mayoría de los niños alcanzó el reconocimiento pleno a los 5 años. (Ezrati-Vinacour R, Platzky R, Yairi E 2001)

-        En la mayoría de los niños captados precozmente, el tardamudeo es a menudo (no siempre) un desorden de breve duración que desaparece sin una intervención terapéutica.

-        Las habilidades fonológicas de los participantes cuya tartamudez  persistió durante por lo menos 4 años fue significativamente más pobre que en el grupo en que la tartamudez se recuperó.(Paden EP, Ambrose NG, Yairi E.  2002)

-        Todos los niños exhibían un desarrollo normal en la expresividad del lenguaje, sin diferenciar  si más adelante sería tartamudos crónicos o no.(Watkins RV, Yairi E, Ambrose NG. 1999)

-        Frecuencia de errores. El grupo de los niños en los que en los que la tartamudez se hizo crónica tienen como media un 17% de palabras tartamudeadas, frente al 7% del grupo que se recuperó. (Yairi 1997)

-        Parece haber una relación entre el conocimiento de idiomas y desarrollo de la tartamudez.

-        La severidad inicial del tardamudeo no es un buen predictor del tipo de tartamudez.(Throneburg RN, Yairi E, 2001)

-        La tendencia a persistir o a recuperarse parece ser hereditaria. (Ambrose NG, Cox NJ, Yairi E. 1997)

 

Fernando Cuesta Momblona