Inicio
  ¿Que es Gata?
  Infórmate
 
MEDICINA
  Definición
  Etiología
  Epidemiología
  Clasificación
  Clínica
  Diagnóstico
  Pronóstico
  Tratamiento
  Biblioteca
  Foro
  Enlaces
  Chat
  ¿Sabias que..?
  Contacto


BUSCA EN LA WEB


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Clínica
 

PARADOJAS DE LA TARTAMUDEZ
¿Si podemos ser fluídos en algunas situaciones, por qué no en todas?
¿Por qué la fluidez es tan variable?
¿Por qué no se tartamudea hablando solo, con bebés o con animales?
¿Por qué no tartamudeamos al hablar al unísono?
¿Por qué no tartamudeamos al cantar?

La tartamudez no aparece, o se minimiza, al hablar en soledad, al hablar o leer al unísono con otras personas, al imitar acentos, al hablar con niños pequeños, con animales, al cantar. Hay algunos tartamudos que no tartamudean al leer. La tartamudez, la inmensa mayoría de las veces, sólo se produce en el ámbito de la comunicación interpersonal y sólo cuando se habla.

SÍNTOMAS PRIMARIOS
En el discurso del tartamudo aparecen  bloqueos, repeticiones, prolongaciones, vacilaciones, pausas. cambios de palabras, silencios, etc. . A veces se acompañan de movimientos de la  cabeza y/o los ojos, muecas, movimientos de manos o brazos, golpes de los pies contra el suelo, toque en  las orejas, palmadas en las rodillas,  cubrirse la boca con la mano, etc. La presencia y severidad del tartamudeo varía dependiendo de las situaciones, por el ambiente comunicativo y las palabras a proferir.  

SÍNTOMAS SECUNDARIOS
El tartamudeo produce la experiencia de no poder controlar el discurso en una situación extraordinariamente importante  como es en la comunicación interpersonal. La pérdida de control del propio cuerpo puede llegar hasta situaciones como aquellas que menciona Van Riper en las que el bloqueo es tan intenso que es necesaria la intervención manual externa para eliminarlo.

El control del habla tiene una importancia determinante en las relaciones sociales. El fallo continuado en ellas  y la reacción de sus interlocutores, sobre todo las peyorativas, como burlas o chistes, producen a los tartamudos sentimientos de frustración, culpabilidad y también de hostilidad. El tartamudo puede inhibir su actividad social, puede tener miedo a relacionarse con personas de otro sexo, puede sentirse inferior por tener un problema que los demás no tienen, puede dejar de afrontar metas que si no tartamudearan tratarían de alcanzar, pueden desarrollar un autoconcepto de tartamudo como persona limitada, etc. En algunos casos pueden llegar a  producirse  depresiones.

 


"Si Ud. nunca ha sido tartamudo, no puede tener ni la más remota idea del misterioso poder de desaprobación por parte de la sociedad hacia eso que llaman tartamudeo. Es, tal vez, una de las influencias sociales más desmoralizantes, perplejas y aterradoras de nuestra cultura".

                                                                        Wendell Johnson

Wendell Johnson

 

Fernando Cuesta Momblona