Inicio
  ¿Que es Gata?
  Infórmate
 
MEDICINA
  Definición
  Etiología
  Genética
Neurología
  Epidemiología
  Clasificación
  Clínica
  Diagnóstico
  Pronóstico
  Tratamiento
  Biblioteca
  Foro
  Enlaces
  Chat
  ¿Sabias que..?
  Contacto


BUSCA EN LA WEB


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiología (Neurología 1)
 

En estudios funcionales se ha observado que hay una mayor activación en el hemisferio derecho en las áreas motoras y premotoras. Mediante técnicas de magnetoencefalografía, se ha especulado que en la tartamudez la alteración de base está situada en el hemisferio izquierdo. Más exactamente, los procesos de sincronización del lenguaje y su ejecución en el hemisferio izquierdo se podrían relacionar con una comunicación neuronal deteriorada.

Aunque la tartamudez  empeora en situaciones del estrés comunicativo, no hay ninguna evidencia de que la ansiedad sea causa de tartamudeo. Existen  ciertas teorías que usan modelos orgánicos  para explicar la causa de tartamudez.

Peter T. Fox y sus colegas de la Universidad de Texas publicaron un trabajo en 1996, en él afirman que se tartamudea como consecuencia de una hiperactividad en el hemisferio derecho del cerebro, y una falta de actividad en el sistema auditivo del hemisferio izquierdo.

Hay tartamudos que son capaces de superar su defecto temporalmente cuando leen en voz alta o cantan al unísono con otras personas.  Fox y sus colegas decidieron comprobar si existía alguna diferencia entre la actividad cerebral de personas tartamudas cuando leían solas en voz alta y cuando lo hacían simultáneamente con un grupo de personas. Para ello utilizaron la TMS , (Estimulación Magnética Transcraneal), que es una tecnología que inutiliza temporalmente partes del cerebro emitiendo pulsaciones magnéticas.Con esta técnica se puede comprobar si desaparecen los síntomas de tartamudez al inutilizar alguna de las zonas cerebrales implicadas en el tartamudeo, localizadas mediante PET (Tomografía por emisión de positrones)

Cuando los tartamudos leían en soledad, se const ataba una hiperactividad en el hemisferio derecho, mientras en el hemisferio izquierdo se comprobaba un déficit en el sistema auditivo. En el habla coral las imágenes de sus cerebros eran exactamente iguales a las de los normofluídos. Según estos estudios se puede afirmar que funcionalmente los cerebros de los tartamudos y no tartamudos son diferentes.

Un dato curioso es que en se vio que las imágenes de los cerebros de los participantes tartamudos no diferían, aunque su grado de tartamudez fuera muy diferente.

La zona que controla los movimientos de la boca se activa en los tartamudos en el hemisferio derecho, no en el izquierdo, como en los normofluidos. Nuestra corteza auditiva (la de los tartamudos) no hace casi ninguna comprobación del habla y aumentamos nuestra actividad en el área motora.. Además, las zonas motoras del cerebelo de los tartamudos duplican su actividad. También encontraron un lu degar en la corteza premotora que habitualmente está inactiva en el proceso del habla y que en los tartamudos tiene una gran actividad. Puede ser que esto esté relacionado con la coordinación de movimientos.


Pagina siguiente

Fernando Cuesta Momblona